lunes, 23 de noviembre de 2009

LA EROCION DE LOS SUELOS EN PANAMA


EROSIÓN DE LOS SUELOS

¿Qué es la Erosión?

La erosión es la pérdida de suelo fértil, debido a que el agua y el viento normalmente arrastran la capa superficial de la tierra hasta el mar. El ser humano acelera la pérdida de suelos fértiles por la destrucción de la cubierta vegetal, producto de malas técnicas de cultivo, sobre pastoreo, quema de vegetación o tala del bosque.
Las prácticas productivas sin criterios de protección, contribuyen en gran medida a que este problema se agrave cada día más

Erosión de los suelos en Panamá

La superficie total del territorio de la República de Panamá es de 7,492,677 hectáreas, según cifras del Proyecto Fortalecimiento institucional del SIG de la ANAM, para la evaluación y monitoreo de los recursos forestales de Panamá-ANAM/OIMT-2000 (proyecto SIF-ANAM/OIMT-2000), de las cuales en 1992, existían 3,695,160 con cobertura boscosa, que representaban el 49% de la superficie total del país. En el 2000 a través del citado proyecto se determinó que la superficie boscosa del país alcanzaba una cifra de 3,364,591 que representaba el 45 % de la superficie total del país.

Cuando el bosque es destruido por quema o tala, el suelo se queda sin la protección de los elementos. La situación se vuelve peor cuando el hombre usa esta misma área para la agricultura o ganadería. Con la lluvia y el viento, el proceso de erosión empieza a llevar el suelo fértil rápidamente hasta los ríos y finalmente al mar. Muy pronto nada crece en estos suelos y la gente necesita buscar otras áreas.
La mayoría de las selvas cubren suelos quebrados, arcillosos y de baja fertilidad que desprovistos de su cubierta protectora vegetal, son arrastrados por las intensas lluvias y no sirven para la agricultura ni la ganadería. En América tropical, Panamá ostenta una de las situaciones más agudas de erosión.

Para utilizar estas tierras erosionadas, la única alternativa viable sería la reforestación. Pero plantar árboles es caro y rinde frutos económicos a plazos medianos y largos. Además los bancos comerciales no prestan dinero para esta actividad que tanto nos beneficiaría.

La naturaleza toma un siglo en formar una pulgada de suelo y el hombre lo destruye en un par de años, un abrir y cerrar de ojos. El país tiene pocas tierras fértiles óptimas para la agricultura mecanizada intensiva. Además estas tierras se ubican en pocas áreas como las regiones altas de Volcán y Boquete en Chiriquí, donde el mal uso de la tierra provoca la pérdida de unas 200 toneladas de tierra por hectárea por año, que van a dar a los ríos y después al mar.

La erosión de los suelos provoca la rápida sedimentación de los ríos con lo que aumenta la frecuencia y violencia de las inundaciones. Caso típico es el Chiriquí Viejo, uno de los más importantes de la provincia de Chiriquí. Sin embargo, la creciente colonización y destrucción de los bosques de sus cabeceras han desatado un proceso de erosión que deposita grandes cantidades de lodo en el cauce medio y bajo del rió. Como consecuencia de esto sus aguas se desbordan con mayor facilidad.
Cabe destacar que el desarrollo económico de un país depende innegablemente de la base de recursos naturales que se disponga; no importa a qué sector se le dé prioridad. Pero el contar con una buena base de recursos no es suficiente, es necesaria una estrategia cuyo estilo de aprovechamiento a que se sometan tales recursos garantice su uso completo a largo plazo.
Erosión de los suelos rurales
La razón por la cual el control de la erosión ha recibido tanta atención es la comprensión de que hay una directa relación entre la pérdida del suelo y la productividad. Las tecnologías convencionales de conservación que se orientan a controlar la pérdida de los suelos, apuntan a lo que los agentes externos consideran como la principal amenaza para la agricultura en laderas, en lugar de considerar los problemas y las necesidades prioritarias identificados por los mismos agricultores.
Un suelo en buena condición está bien estructurado, permite la penetración de las raíces, el intercambio de gases y la absorción fácil del agua de lluvia. Cuanta más lluvia es absorbida por el suelo, se produce menos erosión. La erosión tiene lugar cuando el suelo está degradado, pues es menos capaz de absorber la lluvia y el resultado es mayor desgaste y erosión. Las prácticas de conservación de suelos, tales como las barreras vivas, hacen muy poco por mejorar la calidad del suelo entre las barreras. Por ello, los agricultores rara vez aprecian un mejoramiento en la producción como resultado de los esfuerzos en la conservación de los suelos. Hay una clara necesidad de un nuevo enfoque para la conservación de los suelos. Los intereses de los agricultores, la productividad agrícola y su sostenibilidad a través de la preservación y mejoramiento de la calidad del suelo, brindan el punto de partida para esta perspectiva y deben por ello considerarse prioritarios.
Ya que la erosión del suelo se está acelerando en todos los continentes y está degradando unos 2.000 millones de hectáreas de tierra de cultivo y de pastoreo, lo que representa una seria amenaza para el abastecimiento global de víveres. Cada año la erosión de los suelos y otras formas de degradación de las tierras provocan una pérdida de entre 5 y 7 millones de hectáreas de tierras cultivables.
La erosión del suelo y la pérdida de las tierras de cultivo y los bosques reducen además la capacidad de conservación de la humedad de los suelos y añade sedimentos a las corrientes de agua, los lagos y los embalses.
La colonización campesina es uno de los fenómenos sociales más significativos del Panamá contemporáneo. Este proceso es cuantitativa y cualitativamente distinto a los movimientos de colonización del pasado. Las diferencias radican no sólo en el gran número de familias que hoy se movilizan, sino también en las grandes distancias que recorren para llegar a las fronteras de colonización, en la orientación de este campesinado hacia la ganadería extensiva para fines comerciales y en la apropiación privada de la tierra.
Es muy probable que de aquí a veinte años, los bosques tropicales de Panamá hayan desaparecido casi por completo. Los grupo más involucrados en la colonización de los bosques son los campesinos “interioranos” de las densamente pobladas planicies occidentales de la vertiente del Pacífico pertenecientes a las provincias de Coclé, Herrera, Los Santos, Veraguas y Chiriquí. Mención especial merecen los colonizadores campesinos de la provincia de Los Santos, que son el grupo más dinámico de todos.
La agricultura de roza para el autoconsumo y la ganadería extensiva para la comercialización son actividades, tecnológicamente primitivas que hacen uso extensivo de los recursos naturales y pueden mantenerse en equilibrio con el medio ambiente sólo mientras se mantengan bajas las densidades demográficas y la participación en el mercado. Sin embargo, los campesinos se ven obligados a intensificar ambas actividades provocando un rápido y extenso deterioro de los recursos naturales, particularmente el bosque. En muchos casos la destrucción de los bosques desata un proceso de degradación ecológica que ejerce efectos negativos sobre la estructura social lo que eventualmente contribuye a la continua expulsión de los campesinos de viejos a nuevos frentes de colonización.
Se han señalado las graves implicaciones ecológicas y socioeconómicas que estas profundas alteraciones del medio ambiente pueden remitir para el país. Desdichadamente, en algunos círculos al nivel de decisión, tanto gubernamentales como privados, prevalece aún una tendencia desarrollista, ecológicamente miope, que ve los bosques tropicales como símbolo de subdesarrollo y un recurso que en su estado natural no aporta el beneficio económico al país. Concibe esta ideología la sustitución de los bosques y la utilización del suelo para otros usos.
Los frentes de colonización de los santeños indican con claridad que el sistema de producción extensivo que los campesinos reproducen en los frentes selváticos contienen muy serias limitaciones que los descalifican como el vehículo optimo para lograr mejor uso de los recursos naturales. Sencillamente, no hay desarrollo con la ganadería extensiva. Estimular la expansión de esta actividad es un error histórico de nuestra generación y sobre todo de quienes están en posición de ejercer la toma de decisiones.

Principales problemas por lo que se está dando la erosión en Panamá

La erosión puede tener varios orígenes y normalmente cuando nos encontramos frente a un proceso erosivo es por la combinación de varias de estas causas no por una sola de ellas. Aunque estos procesos pueden ser naturales, casi siempre encontramos la. mano del hombre en su desencadenamiento. Entre los problemas que están causando la erosión de los suelos en nuestro país podemos mencionar

1.Los malos usos de los suelos para la agricultura y la ganaderia: Unas prácticas agrarias incorrectas pueden causar que la erosión se acelere y sea un problema grave. El sobrepastoreo de una zona puede ser peligroso, pero hay otras prácticas que también pueden serlo como el arar siguiendo las pendientes de las montañas con lo cual además de dejar el suelo suelto lo dejamos en el sentido que es más fácil que el agua lo arrastre.


2.Las sequías: El descenso de las precipitaciones provoca que los suelos se queden sueltos por la muerte de parte de las plantas que los sustentan y la disminución de la humedad. Muchas de nuestras sequías son más el resultado de una sobre explotación de nuestros recursos hídricos que el resultado de falta de precipitaciones. Por lo tanto el derroche de agua es una causa directa del aumento de la erosión.


3.La deforestación: Un suelo desprovisto de vegetación no está cohesionado las raíces de las plantas sujetan el suelo que se encuentra a su alrededor. Cuando un suelo pierde la mayor parte de sus plantas por un incendio, por una tala abusiva, por el sobre pastoreó, por una obra pública poco cuidadosa, corre el riesgo de que las tasas de erosión aumenten.


4.El cambio climático: El posible aumento de las temperaturas que estamos padeciendo y el posible cambio climático aumentarían las tasas de erosión, por un lado parece ser que nos encontraremos con un clima con periodos de sequía más largos, pero por otro las precipitaciones parece ser que no tienden a disminuir sino a concentrarse en periodos cada vez más cortos de tiempo. Si esta tendencia sigue la erosión puede aumentar por las lluvias torrenciales sobre suelos sueltos a causa de las sequías.


5.Actividades humanas: Las obras públicas poco respetuosas con el medio las actividades mineras poco cuidadosas o las modificaciones en los cauces de los ríos (deforestación, desvíos, cortes de meandros, ocupación de parte del lecho por edificios.) o en su caudal (presas, vertidos.) pueden causar que la erosión aumente al quedar los suelos de los cauces fluviales y sus cercanías desprovistos de parte de la vegetación y humedad que los cohesionan.


Efectos que está provocando la erosión en Panamá

1.El aumento de inundaciones: La erosión propicia que durante las lluvias torrenciales que son tan comunes en nuestro territorio sea mayor la escorrentía superficial y que las avenidas de agua sean mayores. El resultado es que las inundaciones son cada vez más catastróficas.

2.La pérdida de recursos hídricos: La presencia de las plantas y las primeras capas del suelo son imprescindibles para que el agua de las precipitaciones se infiltre y recargue los acuíferos. Por tanto, un aumento de la erosión significa siempre una disminución en la recarga de los acuíferos y un riesgo para todos aquellos que se abastezcan de dichos acuíferos. Por otro lado la modificación que esto supone para los ciclos hidrológico y climático puede suponer graves alteraciones de estos en el futuro.

3.La Colmatación: La erosión provoca que aumente la carga sólida que arrastran los ríos, es decir los limos, arenas, piedras. Esto provoca una serie de graves problemas. El primero de ellos es la colmatación de los lagos y lagunas. Es decir los materiales arrastrados por las corrientes de agua se depositan en estos humedales que acaban convertidos en barrizales inútiles para el consumo humano o animal y que alteran los ecosistemas de dichas áreas, porque reciben más aportes de los que pueden soportar manteniendo su equilibrio natural. Muchas veces esta carga sólida se acumula en las presas de los pantanos que pueden quedar inútiles en pocos años. Otro problema añadido del aumento de la carga sólida de los ríos, es que se enturbien las aguas costeras de las zonas donde desembocan. Estas aguas dejan de ser útiles para la pesca de bajura, ya que los peces huyen al cambiar las condiciones de su ecosistema y también pierden el atractivo turístico que puedan tener.


4.Daños en infraestructuras y actividades económicas: El aumento de la carga sólida de las corrientes de agua aumenta el desgaste que ejercen sobre las construcciones humanas a las que afectan. El pilar de un puente se ve más dañado si el agua que le desgasta arrastra limos, piedras y arenas. También las cosechas se ven dañadas por el aumento de esta carga. Durante una inundación las tierras de cultivo o de vegetación natural pueden llegar a verse completamente cubiertas de sedimento lo cual daña a las plantas, transformando lo que podía ser un aporte natural de nutrientes en una capa de lodo y piedras que asfixia a la vegetación.

5.La pérdida de fertilidad de los suelos: En las capas superficiales de los suelos se concentran gran parte de los nutrientes y humedad que las plantas necesitan para subsistir. La pérdida de estas capas por la erosión puede causar que un suelo se vuelva estéril.

Como evitar la erosión de los suelos en Panamá

a.Evitar la explotación de los acuiferos: Un consumo razonable y ecológico del agua ayuda a que el suelo pueda conservar gran parte de su humedad natural y aumente su cohesión.

b.Introducir practicas respetuosas: Arar siguiendo las curvas de nivel, permitir la presencia de cubiertas vegetales en las parcelas para que disminuyan el impacto de las gotas de lluvia, no abandonar los campos dejándolos desnudos, conservar las paredes de los bancales y reforzar los ribazos en peligro con muros o vegetación, planificar las obras públicas sin que supongan grandes trastornos para la vegetación y suelos, no alterar los cursos y caudales de los ríos ya que siguen una evolución propia y natural. Reducir los vertidos que puedan dañar a la vegetación de las riberas.

c.Reducir actividades que puedan contribuir al calentamiento global: No emitir sustancias que puedan alterar el clima para evitar el aumento de las sequías y las lluvias torrenciales. No realizar obras o acciones que puedan suponer grandes cambios en el ciclo hidrológico natural.

d.Evitar la deforestacion: Especialmente en las cuencas de los ríos. Para evitar la deforestación debemos de luchar contra los incendios, el sobrepastoreo, las talas abusivas y la destrucción de vegetación (especialmente cuando implique la destrucción de las raíces y tocones de las plantas). Unas áreas especialmente importantes son las de vegetación de ribera, ya que la mayor parte del material erosionado proviene de los márgenes de los recursos del agua.



Como reducir la erosión

La mejor solución es la prevención. En las últimas décadas se han llevado a cabo numerosos trabajos que han permitido desarrollar las técnicas de agricultura de conservación. No quemar el rastrojo, no labrar y mantener el resto de cosecha sobre la superficie del suelo. Estas prácticas eficaces para reducir la erosión (hasta un 90-95%).

Entre ellas se encuentran las siguientes:

• Siembra directa/ no laboreo. En esta modalidad el suelo no recibe labor alguna desde la recolección del cultivo hasta la siembra del siguiente, excepto para la aplicación de fertilizantes mediante inyección en bandas. Las sembradoras han de ir acompañadas de separadores de rastrojo (discos cortadores). Las cosechadoras adaptadas a este sistema suelen tener dispositivos o accesorios para el picado y esparcimiento de la paja. El control de las malas hierbas se realiza mediante el uso de herbicidas con bajo impacto ambiental. La siembra directa, es la mejor opción para el medioambiente en cultivos anuales. El empleo de un laboreo superficial y vertical para el control de las malezas sólo se debe de recomendar en casos excepcionales.

• Laboreo mínimo. Consiste en labrar superficialmente sólo días antes de la siembra mediante la utilización de cultivadores, gradas y arados de cincel. El control de malas hierbas se realiza mediante herbicidas de bajo impacto ambiental y/o cultivadores. En el caso de “laboreo sin inversión” el suelo se labra (pero no se invierte) inmediatamente después de la recolección para incorporar parcialmente los restos de cosecha, promover la germinación de plantas voluntarias y proporcionar cobertura en el suelo durante el período entre la recolección de un cultivo y la siembra del siguiente.

• Cultivos cubierta. Consiste en sembrar especies concretas o dejar crecer la vegetación espontánea entre las hileras de árboles en cultivos perennes o en el período de tiempo que hay entre sucesivos cultivos anuales. De este modo se reduce la erosión y se controlan las malas hierbas. El desarrollo de la cubierta vegetal se termina o interrumpe mediante aplicación de herbicidas de bajo impacto ambiental (“siega química”) en el momento que se considera oportuno para posibilitar la siembra del cultivo siguiente en cultivos anuales o para que la cubierta no compita con la plantación de árboles.




Algunas Legislación que regula la erosión de los suelos en Panama

Legislación Forestal de la República de Panamá
Por La Cual Se Establece La Legislación Forestal En La República D Panamá Y Se Dictan Otras Disposiciones

Artículo 3.
Se declaran de interés nacional y sometido al régimen de la presente Ley, todos los recursos forestales existentes en el territorio nacional. Para tal efecto, constituyen objetivos fundamentales del Estado las acciones orientadas a:
1. Proteger, conservar e incrementar los recursos forestales existentes en el país y promover su manejo y aprovechamiento racional y sostenible;
2. Incorporar a la economía nacional las tierras patrimoniales del Estado de aptitud preferentemente forestal, para su más adecuada utilización;
3. Prevenir y controlar la erosión de los suelos

Artículo 5

Bosques de protección: Aquellos que sean considerados de interés nacional o regional para regular el régimen de las aguas; proteger cuencas hidrográficas, embalses, poblaciones, cultivos agrícolas, obras de infraestructura de interés público, prevenir y controlar la erosión y los efectos perjudiciales de los vientos, albergar y proteger especies de vida silvestre; o contribuir con la seguridad nacional

Ley Nº 41 de 1 de julio de 1998
LA ASAMBLEA LEGISLATIVA DECRETA:
Título VI
De los Recursos Naturales
Capítulo IV
Uso de Suelos

Artículo 75. El uso de los suelos deberá ser compatible con su vocación y aptitud ecológica, de acuerdo con los programas de ordenamiento ambiental del territorio nacional. Los usos productivos de los suelos evitarán prácticas que favorezcan la erosión, degradación o modificación de las características topográficas, con efectos ambientales adversos.


Pd favor dejar sus comentarios y mandar posibles lugares donde se esta dando este fenomeno mandar fotos y soluciones y problematicas

1 comentario:

  1. ME GUSTARIA SABER MAS DE LOS PAISES DONDE SE DA LA EROCION EN GRANDES ESCALA

    ResponderEliminar